Papa Francisco prepara su tumba en Santa María la Mayor: “Simplificó los ritos funerarios” | Internacional

El Papa Francisco atraviesa un complicado periodo de salud. Los últimos guantes, siempre ligados a problemas respiratorios e infecciones pulmonares, la obligación de anularlos hicieron desesperada su viaje a Dubai de diez días para participar en la velada climática COP 28. Y sus complicaciones en el barril, le dieron un empujón cada vez más. silla de ruedas en sus actos. A sus 86 años, muchos empiezan a preguntarse si seguirá los pasos de su predecesor, Benedicto XVI, como éste anunció en su nombramiento en 2013, y dará un paso al costado cuando sienta que sus fuerzas no le acompañan. a él. El martes pasado, en entrevista con el canal mexicano N+, descartó que esta posibilidad pueda ocurrir de manera inminente y que se bloqueen aviones en un espacio mediano. Acepté, sin embargo, que piense en el lugar donde se ingresará y el ritual que se celebrará.

Francisco explicó que, después de haber tenido bronquitis, se encontró “bastante bien”: “Me siento bien, me siento mejorado. A veces me dice que soy imprudente porque tengo que hacer algo y moverme. ¿Son estas buenas señales?”. Además, me di cuenta de que en ese momento no había pensado en rendirme. “No si pensara en el valor de Benedicto cuando Dios sabía que no podía, prefiero decir basta, puedes hacerlo bien para mí como ejemplo y dejaré que el Señor diga basta, en algún momento, pero cuando él esté aquí”.

La prueba de no saber que ese momento ha quedado a la deriva, ha alejado al Papa, y es lo que sigue preparando los viajes de los próximos meses. “Hay uno asegurado en Bélgica” y “hay dos pistas claras, una en Polinesia y otra en Argentina, que también son pistas, veremos cómo va, pero con el tiempo volveré y devolveré las cosas”. El Papa, por su parte, acaba de recibir una invitación del nuevo presidente de su país de origen, Javier Milei, y está considerando aceptarla. El viaje, durante los muchos años transcurridos, tendió a tener un valor simbólico muy alto: tanto para su país como para él mismo, ya que Bergoglio no fue a Argentina después de ser nombrado Papa.

Francisco explicó en la entrevista que será recibido en la Basílica de Santa María la Mayor y no en la Basílica de San Pedro, como los pontífices que le precedieron en el siglo pasado. Es una de las cuatro basílicas mayores de Roma, donde ya se pueden encontrar las tumbas de otros Papas, Clemente VIII (caído en 1605) y Pablo V (1621). En la misma Basílica también conocemos al artista y escultor Lorenzo Bernini. “Estudio con el ceremoniero preparando el rito del funeral del Papa [Benedicto XVI]. Los simplificamos Bastante”, explicó Francisco, quien afirmó que sus ejecuciones serían incluso más sencillas que las que él mismo celebró por la muerte de su antecesor.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_